Eh! Oh! Tengo un huerto! Let’s GO!

A casi todos nos hace ilusión tener nuestro propio huerto, y si plantamos frutales, verduras u hortalizas mejor que mejor, porque podremos llegar a consumir el fruto de nuestro propio huerto.

Te ofrecemos unos sencillos consejos para que montes tu propio huerto, manos a la obra!

Desbrozar

¡A por las malas hierbas!

La primera tarea que nos debe ocupar es el desbroce, que consiste básicamente en quitar las malas hierbas.

Un truco que te ayudará a retirar muchas malas hierbas será la de regar profusamente el día anterior al desbroce, después con la ayuda de unos guantes podrás arrancarlas manualmente.

Procura arrancar también las raíces, porque de mantener las raíces volverán a salir.

Restos de vegetación
Airear la tierra

Airear la tierra

¡La autopista de los nutrientes!

El aireado es una técnica de mantenimiento que consiste en airear la tierra mediante perforaciones superficiales en el terreno, para crear conductos por los que permitir el acceso del aire, el agua y los nutrientes al suelo y evitando la compactación del terreno.

Mullir

¡Terrones fuera!

Tras airear el suelo, es hora de mullirlo, es decir, deshacer los terrones de tierra para que la tierra quede suelta, y de ese modo el agua pueda llegar mejor a los estratos más profundos de nuestro suelo, y posibilitar que las raíces de las plantas puedan desarrollarse sin mucho esfuerzo.

Una opción muy interesante durante esta fase es incorporar abono, para mezclarlo con la tierra del suelo y garantizar que parte del abono actúe como abono de fondo.

Mullir tierra
Alisar terreno

Alisar

¡Manos al rastrillo!

En este proceso alisaremos el terreno con ayuda de un rastrillo.

Alisar el terreno nos servirá para retirar restos de plantas, raíces y piedras.

Una vez que hemos pasado el rastrillo por el terreno, procuraremos hacer una nueva pasada en perpendicular.

¡Ya tenemos nuestro huerto CASI listo!

Abonar

¡Las vitaminas de mi huerto!

Tenemos casi todo listo en nuestro huerto, pero ahora nos queda enriquecer la tierra para que nuestras plantas crezcan super sanas.

Te recomendamos hacer pequeños montones de abono sobre la extensión de tu huerto, para después, repartirlo de manera homogénea sobre la tierra.

Para extender el abono por la tierra, te recomendamos utilizar un rastrillo, a igual que hicimos a la hora de airear la tierra de nuestro huerto.

Abonar huerto

Cosas para tu huerto

Tierra, mantillo y turba

Saco de tierra mantillo y turba 50 litros

Mantillo

Saco de Mantillo 50 litros

Recebo

Saco de tierra mantillo y turba 50 litros