Exclusividad pura

Un espacio para tí

Las cocinas con isla o península son las cocinas que más espacio demandan, componiéndose normalmente por un frontal y una zona que hace de isla, la cual puede destinarse a múltiples usos.

El espacio aconsejado alrededor de la isla es de noventa a cien centímetros, para poder acceder sin molestias a los principales puntos de la cocina.

La isla puede destinarse a zona de socialización, limpieza, o zona destinada a cocinar, pudiendo conjugar todas las necesidades gracias a su polivalencia.

Las cocinas con isla o península son perfectas para integrar con zonas de estar si disponemos del suficiente espacio y queremos obtener una decoración diáfana sin renunciar al apartado de practicidad.

Cocina en isla
Cocina en isla
(0)

Organización máxima

Disponibilidad total

Las cocinas en paralelo consisten en colocar dos frontales de muebles en paralelo, son el tipo de cocina perfecto para cocinas alargadas o con dos puertas opuestas.

Las cocinas en paralelo permiten aprovechar al máximo el espacio, garantizando que la distancia entre los elementos de trabajo de la cocina, se encuentren en distancias cortas entre unos y otros.

Con la distribución de las cocinas en paralelo se consigue un triángulo perfecto respecto a los elementos de almacenaje, cocina y limpieza.

La correcta colocación de los electrodomésticos es esencial en este tipo de cocinas, aspecto que debemos tener muy en cuenta a la hora de diseñar el mobiliario de la cocina, puesto éste será la base organizativa de todo el espacio.

Las cocinas en paralelo deben diseñarse con un máximo de atención en su mobiliario, ya que dependiendo del espacio existente en la estancia de la cocina, será más o menos complicado realizar modificaciones futuras.

Cocina en paralelo
Cocina en paralelo

Tipos de cocinas

Cocinas en línea, en L, en U, en paralelo y en isla.

¿No estás seguro de qué cocina es la más interesante para tí? ¡Consulta los tipos de cocina!

(0)

Práctica sencillez

La distribución adecuada

Las cocinas en “línea” son las cocinas con la composición más sencilla respecto a los tipos de cocina en “U”, en “L”, en “paralelo” y cocinas en “isla o península”, resultando perfectas para espacios pequeños.

La distribución de las cocinas en linea discurre de manera longitudinal a lo largo de una única pared, integrando en la misma distribución los diferentes elementos, como pueden ser, la encimera, los electrodomésticos y el almacenamiento.

Las cocinas en línea son las que utilizaríamos para una cocina estrecha y alargada, o en un espacio con pocas dimensiones, ya que, su sencillez y utilidad son aptas para cualquier tipo de cocinas.

Las ventajas de una cocina en línea pueden destacarse por su comodidad y limpieza.

Hablamos de comodidad a la hora de cocinar y preparar los alimento, ya que gracias a la cercanía de los elementos, se puede trabajar en la cocina de una manera más fácil.

La limpieza es uno de los factores importantes en las cocinas en línea, ya que al carecer de rincones y esquinas, el acceso a la limpieza de la cocina es más sencillo.

Las cocinas en línea son excepcionalmente prácticas cuando se encuentran integradas con el salón y conjugan un único espacio.

En el caso de instalar una cocina en línea en una superficie espaciosa, cabe la posibilidad de poder ampliar en tiempo futuro la disposición de la misma integrando una isla o península, aspecto que ofrecerá una cocina exclusiva y novedosa.

Cocinas en "línea"
Cocina en “línea”

Tipos de cocinas

Cocinas en línea, en L, en U, en paralelo y en isla.

¿No estás seguro de qué cocina es la más interesante para tí? ¡Consulta los tipos de cocina!

(0)